No siempre las actividades novedosas resultan en experiencias memorables. El otro día, AlbertoEpic tenía un plan: con la FatBike, salir de La Sarra, subir pedaleando por la nieve hasta el Chalet del Ingeniero y desde allí portear hasta el pico Musales. El descenso sería una memorable bajada en bici por la nieve, siguiendo siempre la línea de máxima pendiente…

Pero la realidad fue bien diferente: lo que iban a ser palas de nieve disfrutonas fueron canchales imposibles de ciclar, con el hueco liso del sendero lleno de ‘penitentes’ con las huellas congeladas de los caminantes que pasaron cuando había nieve.

Visto lo visto, AlbertoEpic llegó hasta Ibonciecho y desde allí inició el regreso. Un día sin mucha historia, que sirve como entrenamiento, sin más…