Dormimos en el refugio Cabane du Trient (3.170m). Al día siguiente, en teoría vamos a disfrutar de la mejor meteo de toda la semana, así que ‘olvidamos’ hacer la rutinaria etapa de la Chamonix-Zermatt y nos vamos a por una bonita cima, la Aiguille du Tour (3.540m), y a por un descenso épico de casi 2.000m con una nieve excepcional

No sabemos las impresiones que dejaría esta jornada en Laura, habituada a los Alpes, pero para AlbertoEpic fue una experiencia religiosa de iluminación trascendental, una de esas jornadas de ‘ahora sé que había venido a este mundo para vivir el día de hoy’. Y es que para un ser con el Pirineo como hábitat, un día de postal, dormir en un refugio situado entre agujas graníticas y glaciares, cruzar un plató glaciar al amanecer en soledad total, trepar hasta la cima de una fácil aguja de granito perfecto, disfrutando de vistas increíbles sobre la zona del Mont Blanc y demás, disfrutar de casi 2.000m de descenso por una nieve polvo mejor que la mejor nieve encontrada en el Pirineo en los últimos años,… es algo demasiado fuerte como para no tocar la fibra sensible al más impasible de los superhéroes!

Tal vez haya sido esta la mejor jugada maestra de Laura en la Haute Route 2015…

Puedes descargar el track de este episodio en la sección correspondiente de SQLP, ‘Tracks gps’