El pasado sábado. Ascensión larga y tendida al pico Secús desde Forges D’Abel. Una jornada de esquí de ‘TRAVESÍA’, que supone una larga travesía horizontal, y que debido a las condiciones no nos aportó mucho en el descenso. Además, había que darse prisa porque no quedaba demasiado día, así que guardé la cámara para el retorno. Esta es una de esas extrañas bajadas con largos tramos llanos y cuesta arriba que te obligan a poner pieles… 🙂