El pasado domingo, por aquello de variar, en lugar de un barranco hicimos dos (Bueno, yo me evité el segundo, con una rodilla resentida). El primero fue el barranco Argatín. A continuación, el testimonio gráfico:

Y puedes ver la crónica de Make en Los Tritones Majaras.