El pasado sábado la idea era subir al pico Arriel, pero la venida del mal tiempo nos aconsejó a terminar haciendo un bucle con la ascensión al Petit Arriel. Mala visibilidad en altura. Eso sí, en la segunda mitad del descenso disfrutamos de un maravilloso y primaveral chaparrón!